Instalar aplicaciones en Mac OS X

La manera en que se instalan programas en un mac es sencilla y rápida. Sin embargo para usuarios acostumbrados a los sistemas operativos microsoft (Windows XP, Vista, 7, etc) ésta, puede no ser tan intuitiva.

Muchas han sido las veces que he visto usuarios que ejecutan los programas desde las imágenes de disco descargadas de internet, sin que el programa sea “instalado” en la carpeta “Aplicaciones“. No se preocupen, a continuación explicaré todo al respecto.

La siguiente, es una muy completa guía para entender como funciona la instalación de aplicaciones en tu mac. Estoy seguro que no tardarán mucho en aprender estos sencillo

os pasos:La mayoría de las veces, el programa que compren o que descarguen de internet vendrá dentro de una imagen de disco .dmg, que contiene todos los archivos del programa. Una vez que el archivo se descargue a la carpeta ‘descargas’ (o donde hayan elegido guardarlo), la imagen se montará de inmediato como una unidad de disco, quedando en el escritorio (en caso de que no ocurra hacer doble click sobre el archivo).

  • Al mismo tiempo, se abrirá el autorun (para los que vienen de Windows entiendan mejor; este elemento no existe en Mac OS X, lo que pasa es que, al momento de montarse la imagen, ésta muestra su contenido de manera automática, sin ejecutar nada) del programa que quieren instalar. Miren las imágenes:En mi carpeta ‘descargas’ está el archivo .dmg que descargué para instalar. Lo ven seleccionado en color verde.

En el escritorio se ve (como si fuera una unidad de almacenamiento extraíble) el archivo .dmg descargado. Si el archivo no se monta automáticamente después de descargado, pueden hacer doble clic sobre él en ‘descargas’. Ocurrirá esto mismo.


Este es el archivo .dmg montado abierto, donde se ve el icono de la aplicación. Este icono no es tal, sino que es el ‘símbolo’ que ocupa para ocultar el paquete de archivos que componen el programa. Con este icono trabajaremos ahora.

  • Con el ‘icono’ del paquete de instalación a la vista, ya tenemos casi todo lo necesario para instalar nuestra aplicación. Sólo nos falta donde ponerla, y Mac OS X creó para ello la carpeta ‘aplicaciones‘, que es donde se almacenan los programas que vienen de serie y que nosotros instalamos luego. Para encontrarla, abrimos una ventana de Finder (como las que ven en las fotos de arriba) y en el panel izquierdo verán la pestaña ‘ubicaciones‘. Allí está ‘aplicaciones’. Clic sobre ella y estarán dentro. Si les gustan los atajos del teclado, hagan que Finder sea la aplicación activa (haciendo clic en cualquier parte del escritorio) y presionen ⌘ + shift + A. Se abrirá la ventana ‘aplicaciones’.


No importa como lleguen; de cualquier manera verán así la carpeta ‘aplicaciones’.

  • El paso que sigue es el último, y el más fácil. Para instalar la aplicación, sólo deben arrastrar el ícono del paquete de la aplicación hasta la carpeta ‘aplicaciones‘ (esto pueden hacerlo usando las ventanas por separado, o arrastrando el icono hasta la pestaña ‘aplicaciones’ que les señalé está bajo ‘ubicaciones’ en el panel izquierdo de la ventana del Finder). Así de simple. Mac OS X copiará el contenido (que se demorará dependiendo de lo pesada que sea ésta) y listo. La aplicación está instalada en el sistema.


En verde se ve seleccionado el programa instalado ya dentro de la carpeta ‘aplicaciones’

    • Para ejecutar el programa, bien pueden hacer doble clic en el icono que se ve en ‘aplicaciones’, bien pueden hacer clic derecho sobre ese icono y seleccionar ‘crear alias‘ (que vendría a ser el equivalente a un acceso directo) o bien pueden arrastrar el icono hasta el Dock, para que automáticamente quede atado a él. Pero les recomiendo que se aprovechen de la magnífica aplicación ‘Spotlight‘ que viene de serie con Mac OS X Leopard, que hace las veces de indexador de todo lo que hay dentro de sus Mac.
    • Para llamar a Spotlight, pueden hacer clic sobre la lupa que se ve al lado derecho del reloj, en el extremo derecho de la pantalla:

  • O -como es más cómodo- usan el siguiente atajo del teclado: ⌘ + barra espaciadora. En ambos casos, se abrirá lo siguiente:

    • En el espacio asignado, comienzan a escribir las primeras letras del nombre de  la aplicación que desean abrir, y verán como la ventana de Spotlight comienza a expandirse mostrando todas las opciones de cosas que haya dentro del Mac que lleven ese nombre. Estas opciones están separadas en distintas categorías, y en la que corresponde a ‘aplicaciones‘ o ‘mejor resultado‘ verán lo que están buscando. Clic sobre la opción deseada, y listo. El programa estará operativo para ustedes.

  • NOTA IMPORTANTE: Existe, de todos modos otra forma de instalar aplicaciones con la cual se pueden encontrar. Se trata de la instalación de “paquetes“. Esta, es la manera que más se asemeja a la manera habitual de instalar programas en Windows. Los pasos son los mismos que mencioné anteriormente, con una diferencia. Se encontrarán con el siguiente tipo de ícono al abrir la imagen del disco descargada

  • En este caso, solo deben hacer doble click sobre éste ícono y “Seguir los pasos” (siguiente, siguiente, siguiente, etc). Un ejemplo de este tipo de instalación es el mac office (la versión del paquete office para mac).

Esta es la sencilla manera de instalar aplicaciones en Mac OS X.

Espero les haya quedado claro, y les aproveche este pequeño tutorial.

Andrés

Fuente:  Blog “Chilenomac” desarrollada por “naissant”.

Dejar comentario

Tu email no será publicado